Xi Jinping Pronunció en Congreso de la Unión de México Discurso sobre Relaciones China-México y China Latinoamérica Promoviendo Desarrollo Común para Crear Conjuntamente Futuro Mejor
2013/06/05
 

El 5 de junio de 2013, el Presidente Xi Jinping, de visita de Estado en México, pronunció en el Senado mexicano un discurso titulado "promover el desarrollo compartido para crear conjuntamente un futuro mejor" exponiendo la política y opiniones sobre el desarrollo de las relaciones China-México y China-Latinoamérica en el nuevo periodo. Xi Jinping subrayó que el desarrollo de las relaciones entre China y México no sólo debe centrarse en la cooperación bilateral sino también, con mayor razón, enfocarse en el mundo. Ambos lados deben cooperar mano y mano para crear en común el futuro e impulsar juntos la asociación estratégica integral de los dos países. Xi Jinping puntualizó que las relaciones entre China y América Latina se encuentran en un periodos de importantes oportunidades de desarrollo rápido. Ambos lados deben contar con una visión del conjunto y de largo alcance y avanzar con los tiempos a fin de impulsar la realización de un nuevo y mayor desarrollo de la asociación de cooperación integral entre China y América Latina.

A las 12:30, hora local, Xi Jinping y su señora Peng Liyuan entraron en el salón de la sesión plenaria del Senado. En medio de calurosos aplausos, Xi Jinpint pronunció un importante discurso.

Xi Jinping expresó que los pueblos chino y mexicano han creado sus brillantes culturas y hecho imborrables contribuciones al progreso de la civilización humana. Los dos países tienen una larga historia de vínculos. En los tiempos modernos, los dos países se han destacado con solidaridad y apoyo recíprocos en las respectivas luchas por la liberación nacional, en defensa de la soberanía estatal y por la construcción de un Estado moderno. En la actualidad, tanto China como México han entrado en un carril de rápido desarrollo socioeconómico presentando perspectivas prometedoras. Las relaciones sino-mexicanas tienen ante sí oportunidades importantes y nunca vistas. El Presidente Peña y yo hemos decidido elevar las relaciones entre los dos países a la asociación estratégica integral para impulsar su entrada en una nueva etapa de desarrollo.

Primero, persistir en el trato en pie de igualdad para reforzar nuestra colaboración en lo estratégico. Ambos lados deben atenerse al respeto y confianza mutuos para seguir reciprocando la comprensión y apoyo en las cuestiones que atañen a sus respectivos intereses medulares e importantes preocupaciones y a favor de sus esfuerzos por explorar el camino de desarrollo acorde con sendas realidades nacionales. Deben reforzar el diálogo y la consulta e incrementar la confianza estratégica en aras de nuestros intereses comunes.

Segundo, perseverar en la cooperación y ganancia compartida para fomentar el desarrollo común. Ambos lados deben ver en el desarrollo del otro lado una oportunidad para el propio progreso, reforzar la comunicación sobre la estrategia del desarrollo, ampliar las inversiones recíprocas, optimizar la estructura comercial. acentuar el acoplo industrial, y hacer mayor y mejor la "torta", promoviendo su propio desarrollo con la cooperación y el desarrollo conjunto a través del propio desarrollo.

Tercero, perseverar en la comunicación y concertación para salvaguardar los intereses comunes. Ambos lados deben participar activamente en la gobernanza económica global, impulsar conjuntamente la recuperación y el crecimiento de la economía mundial así como el desarrollo equilibrado de las fuerzas en el plano internacional, promover la democratización de las relaciones internacionales, enfrentar cogidos de la mano los desafíos globales como la crisis financiera internacional, cambio climático y desarrollo sostenible, y salvaguardar los intereses comunes de los dos países y los numerosos países en vías de desarrollo.

Cuarto, perseverar en el intercambio y aprendizaje mutuo para dar continuidad a la amistad sino-mexicana. Ambos lados deben ampliar el intercambio en las áreas de cultura, educación, deportes, prensa y turismo para que la amistad arraiga a mayor profundidad en el corazón de los pueblos. Debemos reforzar los vínculos entre los jóvenes para que la amistad sino-mexicana sea transmitida de generación en generación.

Xi Jinping manifestó que dado el peso que tiene México en América Latina, el desarrollo de las relaciones sino-mexicanas también desempeña un importante papel impulsor para el desarrollo de los vínculos entre China y América Latina. Latinoamérica está entrando en un periodo de oro para su desarrollo. Cuanto mejor se desarrolle América Latina, mejor les convendrá al mundo y a China. El de las relaciones sino-latinoamericanas es un desarrollo de apertura, inclusión, cooperación y ganancia compartida. Un nivel más alto de la asociación cooperativa e integral entre China y América Latina promoverá con mayor dinamismo el desarrollo común de ambos lados y también irá en beneficio de la paz, estabilidad y prosperidad regionales y mundiales.

En el ámbito político, China y América Latina deben ser sinceras amigas para seguir brindándose comprensión y apoyo mutuos en los temas tocantes a sus respectivos intereses medulares e importantes inquietudes. En la esfera económica China y América Latina deben explorar a fondo las potencialidades de la cooperación, innovar el modelo de la cooperación así como profundizar la convergencia de los intereses con vistas a crear una asociación mutuamente beneficiosa en lo económico y comercial que sea duradera y estable. En lo cultural, deben intensificar el diálogo entre las civilizaciones y el intercambio cultural para ofrecer un ejemplo de convivencia armónica y emulación mutua entre as diferentes civilización. Es de esperar que ambos lados con esfuerzos mancomunados establezcan cuanto antes el foro de cooperación China-Latinoamérica.

Xi Jinping expresó finalmente que China ya tiene definidos los objetivos de su futuro desarrollo y que el pueblo chino está trabajando duro por materializar su bonito deseo. En el curso de su desarrollo, China continuará manteniendo en alto la bandera de paz, cooperación y ganancia compartida y adhiriéndose a la reforma y apertura para promover el desarrollo común y esforzarse por traer más oportunidades al mundo. Se han definidos ya las grandiosas metas del futuro desarrollo de las relaciones sino-mexicanas. Que trabajemos cogidos de la mano para crear juntos un futuro más promisorio para las relaciones sino-mexicanas. (el texto completo del discurso será publicado aparte)

El discurso de Xi Jinping ganó una fuerte resonancia de los parlamentarios, quienes lo aplaudieron calurosamente.

El Presidente de la comisión permanente del Congreso de la Unión de México, Anaya, expresó en su intervención que México y China son igualmente grandes países con antiguas civilizaciones y en vías en desarrollo y están luchando por la misma meta de vigorización nacional y felicidad del pueblo. Los dos países son socios de cooperación mutuamente beneficiosa y desarrollo común. Deben reforzar la cooperación y avanzar mano a mano en aras de su propio desarrollo y la paz mundial.

Asistieron a dicha actividad Wang Huning, Li Zhanshu y Yang jiechi.

Suggest To A Friend:   
Print